Bienvenidos

Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo. Un demorarme en el resplandor de nuestra existencia. Y en su literatura.


lunes 21 de septiembre de 2009

Hartura y asco

¡Qué legislaturas las del señor Blablatero! Añagazas y tú la llevas. El desconcierto acecha por los ministerios, donde el polvo de la medianía cubre candelabros, expedientes, proyectos, ideas y estanterías. La vergüenza ajena hace estragos entre los buenos funcionarios. Nadie parece estar a salvo de tanta insolvencia. El Gobierno de España les viene muy grande. No saben qué hacer con él, salvo mohines y espantajos. Hartura y asco es lo que siento. En los consejos de ministros culebrean, conspiran y juegan a la gallinita ciega o al veo veo. Gobiernan -es un decir- por inercia de poder. Lo suyo es un tinglado con una pizca de odio, un cucharón de laicismo anticlerical, un salteado de recalcitrante progresía y una buena base de ignorancia y propaganda. El estreñimiento espiritual se alterna con la diarrea pseudointelectual. Yo diría que como experiencia ya está bien. Déjennos ya en paz. ¡Váyanse!

Blablatero es hombre de voluntad tornadiza, de inteligencia escasa y de personalidad insegura. Se esconde tras el sofisma y la mentira porque no le queda otra. Se le nota el miedo y los complejos en las facciones de su política. Y la mala leche. Miedo al fracaso, que por otra parte es evidente. No le gustaría acabar como Felipe González, en aquella lenta agonía de portadas de El Mundo. En el PS(O)E saben muy bien -tontos no son- que la situación actual no puede durar mucho, que el actual secretario general y presidente, así como su desnortado Ejecutivo tienen los días contados. Aunque, ¿desde cuándo han contado algo la lógica y la sensatez en las filas del socialismo? La orden es clara: mantener el tipo, mantener el tipo como sea. Y disciplina, ni una crítica. Se maquilla lo que haga falta, con el emplaste de nuevas y elevadas metáforas.

Es éste un Gobierno gastado. Política, moral y estéticamente. Las alianzas civilizadoras les ha supuesto un alejamiento de la suya propia, a la que parecen abominar. Y ¿recuerdan? “No a la guerra”, decían. Y estamos en guerra en Afganistán (¿o cómo lo denominan?). La coherencia no es su fuerte. Y el desquiciamiento de los miopes nacionalismos y las “autonosuyas”, seno de mezquindades y tropelías sin cuento. Hartura, sí, y asco. Cuando el que gobierna piensa en sus volátiles votos, en su partido o en sí mismo más que en el servicio cabal a los ciudadanos -digo cabal y le hayan o no votado- es que algo está muy podrido, agusanado. Cuando el que gobierna no quiere reconocer que no sabe y se empecina en hacer daño con sus alocadas medidas, con su huida hacia delante… ¿Cómo no sentir hartura y asco?

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Tan harto estoy que soy incapaz de leerlo.

Anónimo dijo...

Yo siento más asco que hartura.

Anónimo dijo...

Y lo peor es que nadie le pedirá responsabilidades. Se irá de rositas y con las prebendas de presidente del gobierno. ¡Qué narices!

Anónimo dijo...

No sé ni porqué habla de esta gente. No pierda el tiempo ni se dé mal. El tiempo los dejará en su lugar. También es verdad que hasta entonces nos van a j... de lo lindo.

Anónimo dijo...

Prefiero la angustia y el suspense de los cuentos de Poe.

Anónimo dijo...

Hay que hacer algo antes de que esto no tenga remedio. Y una de las muchas cosas que podemos hacer es no callar más, denunciar a esta panda de delincuentes que nos malgobiernan. Empecemos por decirlo en la escalera, la botica , o la panadería...; escribamos cartas al director a los periódicos , y salgamos a la calle.
Una buena ocasión para manifestarnos es el próximo 17 de octubre, en Madrid, porque es en favor de la mujer y la vida.

Anónimo dijo...

Ni las diez plagas de Egipto se pueden comparar con lo que nos ha tocado padecer.

Anónimo dijo...

Miren:

25 de abril de 2007
Solbes: “Yo no veo afectado para nada el sector de la construcción.
Específicamente, sigue funcionando igual, con una ligera desaceleración
que permite ajustarse a una realidad que lógicamente va a exigir una
demanda ligeramente inferior”.


3 de julio de 2007
Zapatero: “Lo enunciaré de forma sencilla pero ambiciosa: la próxima
legislatura lograremos el pleno empleo en España. No lo quiero con
carácter coyuntural, lo quiero definitivo”.


17 de agosto de 2007
Solbes: “Los efectos de la crisis hipotecaria estadounidense tendrán un
impacto relativamente pequeño en la economía española".

21 de agosto de 2007
Zapatero: “España está a salvo de la crisis financiera”.

Pilar.

Anónimo dijo...

Pilar, Pilarica