Bienvenidos

Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo. Un demorarme en el resplandor de nuestra existencia. Y en su literatura.


miércoles 23 de septiembre de 2009

José Javier Esparza y la rebelión de la sensatez



José Javier Esparza es un tipo espabilado donde los haya. Listo como el hambre. De aguda inteligencia y valiente en el compromiso. No pierde ripio de la actualidad, pero la enfoca desde una perspectiva plagada de sabiduría histórica, solvencia literaria y convicción moral. Escribe a diestro y siniestro, con una fecundidad y gallardía que para mí quisiera. Y habla en la radio con voz transparente y tenaz. Desde su estrella polar de la COPE nos orienta en la noche sobre cualquier atisbo de manipulación sectaria, poniendo el acento en la defensa de la vida, y en la Historia de España, y en la luz que brilla en el alma del hombre (siempre latente y ciega para tantos). No corren buenos tiempos para la luz, pero eso no quiere decir que no sea verdad, que haya dejado de iluminar. Y Esparza salta al abordaje de bravatas y mentiras con ahínco, palabra en ristre, con el corazón en la boca. Sin demasiados miramientos ni contemplaciones ni escrúpulos. Con audacia y estudio. Y le escucho con estupor. Y leo con admiración sus artículos y libros. Y aprendo. Que no es poco. Pero en nuestra España -la de todos- hay gente que se empeña en ver lo que no es, se empeña en trastocar los hechos a capricho de la propaganda y de los votos. Por eso no me extrañó hace unos días la noticia de que en el pueblo sevillano de Los Palacios algún iluminado del Partido Andalucista quisiera vetar una de sus obras, en pro de una inversión histórica panislamista. ¿Y después del veto qué vendrá: la quema de sus libros? El libro en cuestión se titula La gesta española (Áltera), que se desdobla en otro volumen titulado España épica publicado en la misma editorial. Valen la pena. Igual que vale la pena su reciente -junto con Anthony Asolen- Guía políticamente incorrecta de la civilización occidental (Ciudadela), donde el autor se encarga de despejar ciertas rancias veleidades progresistas o lugares comunes que la ignorancia y no poca inquina (sobre todo hacia el Cristianismo) se han encargado de popularizar. Como por ejemplo que la Ilustración fue el culmen de la razón sobre la oscura pobreza intelectual de la Edad Media. Cuando ese individualismo racionalista y des-almado supuso de hecho el inicio, como señalan los autores, de una gran violencia y tiranía (la semilla de todas las grandes tiranías del siglo XX tiene allí su raíz). En cuanto a la Edad Media se la cataloga, digámoslo con claridad, como una especie de dictadura católica, llena de barro y suciedad, de pobreza y sadismo. De tópicos, vamos. Topicazos. ¿La Edad Oscura?, se preguntan en este libro sus autores. Parece que no. Parece que se cuidaba la salud pública y había una preocupación sanitaria (ver The History of Medieval Europe, de Lynn Thorndike). Por no hacer mención del cultivo intelectual de la época, lleno de curiosidad y hallazgos y universidades. En fin, desde la antigua Grecia hasta el sangriento siglo XX José Javier Esparza -en este caso junto a Anthony Asolen- lucha por desatascar algunos entuertos, para que el lector se haga un criterio y esté inquieto y piense por si mismo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Éste es de los que hay que leer sí o sí.

Anónimo dijo...

Me encanta Esparza en su programa de radio, pero era mejor el suyo en Radio María.

Anónimo dijo...

Se lo voy a recomendar al profe de historia de mi hija.

Anónimo dijo...

Lo leeré.

Anónimo dijo...

Gracias por escribir todos los días.

Anónimo dijo...

Radio María, sus oyentes y la propietaria de la emisora le echamos de menos. Por favor, vuelva a hacer su programa si le queda tiempo que regalar.

Anónimo dijo...

Me lo estoy leyendo y es super ameno. Gracias por el consejo.