Bienvenidos

Reflexiones, poemas, escorzos de vida, fe de lecturas, noticias de amigos... No pretende ser un desahogo, más bien un diálogo. Un demorarme en el resplandor de nuestra existencia. Y en su literatura.


jueves 15 de octubre de 2009

A solas los dos: Dios y el poeta




(Para don Luis Baturone)




Dios mío, además de verte
quisiera tener una larga conversación Contigo,
dejando atrás el tiempo y sin las trivialidades habituales que Tú sabes.
A solas por favor. A solas los dos, sin otras presencias,
ni tronos, ni potestades camufladas de pensamientos o niños.
Por mi parte estaré soso, ya me conoces, y puede que nostálgico
(perdona, es la costumbre y su poso de años),
además no tengo demasiada experiencia en diálogos celestiales.
Soso, sí, y distraído en infinitas nimiedades,
tan propio de mí. Que así me va, eres testigo, dando tumbos entre palabras
y olvidos, y una descarnada economía que no viene al caso.
Palabras que sólo debes de leer Tú y otros incondicionales amigos.
Siempre pendiente de cosas inútiles (o eso me dicen): que si las caricias,
que si el otoño pluscuamperfecto de los chopos, que si las piernas de Ana
(y lo que no son las piernas, con esa piel de luna y caramelo),
que si los versos de Siles, de d’Ors o de Colinas, que si el vuelo
de las aves o del viento en las sábanas recién tendidas…
Escribo para verte, escribo mi Dios
por si hubiera una mínima posibilidad de amarte
un poco más íntimamente a lo largo de mi vida.
Con todas estas palabras que contemplan lo sencillo,
pero que no saben cómo decirte el alma
del aroma de tomillo, del temblor del mar o de su lengua
cuando resucita el amor entre mis labios secos.
Hablar Contigo, Señor, de esos poemas
que nunca escribiré, pero que están en Ti, y vivo.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

No desespere, puede que acabe escribiendo esos poemas que sueña. Va por buen camino.

Anónimo dijo...

"Por si hubiera una mínima posibilidad de amarte". De amar a Dios. Ese es el intento de la vida.

Anónimo dijo...

Cojonudo.

Anónimo dijo...

y qué
no me importa nada

Anónimo dijo...

"Palabras que sólo debes de leer Tú y otros incondicionales amigos".


Entonces,¿qué hago aquí?

Anónimo dijo...

"Escribo para verte, escribo mi Dios
por si hubiera una mínima posibilidad de amarte
un poco más íntimamente a lo largo de mi vida".

Y lo publico,para...

Anónimo dijo...

"Escribo para verte, escribo mi Dios
por si hubiera una mínima posibilidad de amarte
un poco más íntimamente a lo largo de mi vida."
Después lo contaré con pelos y señales.

Anónimo dijo...

Han abierto la librería San Pablo en Zaragoza, seguro que ya te has paseado entre sus estanterías. Le he dado las gracias a la dependienta, hacía falta una librería como esa en nuestra ciudad.

Anónimo dijo...

Precioso Guillermo, yo también quiero un ratito a solas con Dios ahora, al terminar el día. Sigue escribiendo, eres bueno.

Anónimo dijo...

Un blog que es oración no es muy habitual. Gracias.

Anónimo dijo...

No lo deje.

Anónimo dijo...

que alguien me diga qué hago yo en este blog de santos seré masoca

Anónimo dijo...

, más bien un diálogo

de quién con quién

no estoy invitado no

Anónimo dijo...

Ya casi me lo sé de memoria.

Anónimo dijo...

A solas Dios, el poeta y el lector. Entonces el asunto está completo. De otra manera se queda cojo.